523652_1

El sector privado tiene hoy, como nunca antes, el reto de convertirse en un actor fundamental para lograr una Nación más justa, equitativa e inclusiva. SEMANA presenta algunas compañías que trabajan por esa transformación.

El sector privado colombiano tiene hoy, como nunca antes, el reto de convertirse en un actor fundamental en el trabajo de construir un mejor país, más justo, equitativo e inclusivo. Colombia marcha hacia una paz duradera y sostenible, propósito que no tiene reversa, y las empresas tienen la oportunidad de oro de participar en esta gran transformación.

De tiempo atrás, el empresariado ha apoyado al gobierno y ha contribuido a resolver muchos de los males que aquejan al país. Sin embargo, ahora es importante hacer un esfuerzo adicional para construir esa nueva Colombia en la que todos esperan vivir. Este debe ser el propósito común de toda la sociedad.

Lo bueno es que la gran mayoría de las empresas tienen conciencia de ese papel, y cada una, a su manera, trabaja para alcanzar esa sociedad renovada. Innumerables ejemplos muestran cómo la responsabilidad corporativa traspasó la mera filantropía para ocuparse directamente de los temas que hacen un mundo mejor para todos.

Para reconocer la labor de todas las compañías, las siguientes páginas de este especial de 100 Empresas presentan una docena de casos que muestran cómo la unión hace la fuerza. Unas dedicadas a programas de inclusión, otras a proteger el medioambiente, muchas comprometidas con los más vulnerables y otras más con la educación como base fundamental
del futuro.

A %d blogueros les gusta esto: