Análisis de la Fundación Empresarios por la educación sobre las políticas que pueden y deben mejorar la educación.

 

Por: Elcy Patricia Peñaloza Leal*

Comenzó un nuevo año escolar: los casi 22 mil establecimientos educativos y sus sedes reciben diariamente a más de 10,5 millones de estudiantes que son acompañados por cerca de 400 mil docentes y directivos docentes. Sin embargo, según cifras del Ministerio de Educación, en 2014 había 1.404.477 estudiantes por fuera del sistema educativo: ¡esto equivale al 13,33% de la población en edad escolar! Y todavía hay más: 3 de cada 100 niños desertaron del sistema y, en promedio, los niños y niñas campesinos van solamente 5.5 años al colegio mientras que los de zonas urbanas van 9.2…

Este panorama representa uno de los grandes retos del sector: lograr que los estudiantes accedan y permanezcan en el colegio, y que logren aprendizajes para la vida y para facilitar su participación como ciudadanos ante los retos actuales del país y del mundo. Conscientes de la importancia del tema, la Fundación Empresarios por la Educación, en el marco del Sistema de Información de la Intervención Privada en Educación (SIIPE), y como representante en Colombia de la Red Latinoamericana de Educación (Reduca), viene desarrollando círculos de aprendizaje en diferentes zonas del país, con la participación de actores del sector educativo, para abordar el tema de educación inclusiva desde la perspectiva de la garantía al derecho a la educación, con foco en tres ámbitos concretos: acceso, permanencia y aprendizajes.

Los círculos de aprendizaje tienen como propósito promover el diálogo y la articulación entre distintas iniciativas empresariales de inversión social en educación y fortalecer su impacto mediante el intercambio de experiencias y su cualificación, de manera que la oferta resulte acorde con los requerimientos de las instituciones educativas, las entidades territoriales y las realidades de nuestro país, en concordancia con las prioridades de política nacional y regional.

Algunas de las principales conclusiones a las que se ha llegado son:

* Es preciso entender la escuela como un sistema abierto y sin barreras, caracterizado por su diversidad social y cultural.

* Una educación inclusiva garantiza el derecho a la educación en condiciones de equidad y construye y aprende a partir de la diversidad.

* Las prácticas escolares deben favorecer aprendizajes que permitan a todos los estudiantes desarrollar sus proyectos de vida, desempeñarse en

contextos locales y globales y aportar a una sociedad más justa y equitativa.

* Es imprescindible que los docentes y directivos tengan oportunidades de formación y cualificación permanente y pertinente frente a sus contextos, en centros de formación cuyo proceso reúna no solo estándares de calidad, sino, también, su formación y acompañamiento como agentes de cambio.

* Un directivo líder es un motor para lograr ambientes dignos para el aprendizaje y la convivencia.

* Es clave promover un trabajo con docentes, directivos y familias en el que se generen aprendizajes compartidos, reconozcan experiencias y fortalezcan saberes, en el que la participación sea un común denominador.

Según cifras del SIIPE en 2016, de las 472 iniciativas registradas, 285 (60%) están orientadas a fortalecer el acceso y la permanencia en el sistema educativo y el 50% acompañan los niveles de preescolar, básica y media. Otras, desarrolladas por 15 organizaciones y que han acompañado 1.960 establecimientos educativos oficiales en 24 departamentos, se enfocan en fortalecer el liderazgo escolar.

Es evidente que, en el marco de la corresponsabilidad social, es necesario garantizar las sinergias y las alianzas entre distintos sectores y agentes, en concordancia con las necesidades de los contextos y la participación de las comunidades educativas, para lograr que todos los niños, niñas y jóvenes no encuentren barreras de exclusión para acceder y permanecer en la escuela.

*Gerente del SIIPE en la Fundación Empresarios por la Educación, una organización de la sociedad civil que conecta sueños, proyectos, actores y recursos para contribuir al mejoramiento de la calidad educativa.

Fuente original: EL MUNDO

A %d blogueros les gusta esto: