Invertir en educación es sumergirse en conocimientos, reflexiones y realidades que desbordan el límite de la intuición.

Anacristina Bayona López*

¿Por qué invertir en educación? En un encuentro de fundaciones empresariales con programas sociales dirigidos al sector educativo se planteó que invertir en educación es apostar el todo por el todo a ese derecho fundamental que permite influir significativamente en el logro y garantía de los demás derechos humanos. ¡Qué gran responsabilidad!

Tomar la decisión de invertir en este derecho fundamental no es fácil, pues más allá de las intenciones y la destinación de recursos económicos, esto implica integrar un equipo humano con conocimiento sobre el sector, sus políticas, realidades regionales, apuestas y planes de gobierno, indicadores, alcance de los niveles educativos y problemas estructurales, entre otros muchos aspectos.

Al ser situada, la inversión en educación requiere contextualización de los territorios, relacionamiento con los gobiernos locales y las comunidades educativas, comprensión del quehacer institucional, articulación con organizaciones público-privadas que también invierten en la región y comprensión del tema abordado por la iniciativa. En conclusión, invertir en educación es sumergirse en conocimientos, reflexiones y realidades que desbordan el límite de la intuición.

Lea también:  El desafío del liderazgo directivo en contexto rurales 

Pese a este gran reto, la Encuesta de Arquitectura Social Estratégica (ANDI, 2017) y el estudio del sector adelantado por la Fundación Asociación de Fundaciones Empresariales con el Harvard Kennedy School y el Banco Interamericano de Desarrollo (AFE, 2018), demuestran que enormes rubros de inversión social en Colombia se destinan a temas, programas y donaciones relacionados con el sector educativo.

Conscientes de la necesidad de aportar a la cultura de la información sobre la inversión social en educación, hace seis años la Fundación Empresarios por la Educación, de la mano de Proantioquia y de la Fundación Ford, decidimos implementar una idea innovadora: una plataforma con datos abiertos y seguimiento histórico sobre el estado de la inversión en educación en Colombia que le apuesta a una toma de decisiones basada en información y evidencias, útil para que la inversión sea pertinente, eficiente y evaluable. Se trata del Sistema de Información de la Inversión Público – Privada en Educación (Siipe), una plataforma que mapea la inversión social en educación en Colombia disponible para todos los interesados en este sector.

Gracias al Siipe, conocemos de primera mano la oferta nacional y regional de las organizaciones que realizan inversión, así como sus programas y proyectos dirigidos a los niveles de primera infancia, básica, media, educación superior y formación para el trabajo, con información detallada hasta el nivel de establecimientos educativos. Además, identificamos la amplia inversión en los sectores urbanos, ciudades principales y establecimientos educativos ubicados en las áreas de influencia empresarial, el fenómeno de sobre-intervención y el ausentismo de inversión en territorios rurales y áreas dispersas del país. Igualmente, identificamos alianzas y articulaciones entre los sectores público y privado y avances en la construcción de indicadores para evaluar las iniciativas.

Además: Los cien primeros días de la educación con Duque

Con todo este potencial, y apostándole a una mayor apropiación, en el marco de la Cumbre de Líderes por la Educación, ayer el Siipe presentó su nueva imagen y una experiencia más interactiva de visualización de proyectos y del estado de la inversión nacional y regional, con cifras y gráficos que vinculan la información de organizaciones públicas, a quienes invitamos a registrarse y sumarse al fortalecimiento de comunidades virtuales de conocimiento.

Otra novedad del Sistema es la plataforma Plus, una versión personalizada que permitirá a las organizaciones conocer la ubicación geográfica de las iniciativas por departamento y municipio, el contraste con otras organizaciones que impactan el mismo territorio, la emisión de reportes especializados con variables que responden a la necesidad de información específica, apoyo presencial y virtual a los equipos técnicos, círculos de aprendizaje con organizaciones aliadas y mucho más.

Adquiriendo la versión Plus, las organizaciones estarán aportando a la sostenibilidad del Siipe y la cultura de la información sobre la inversión en educación en Colombia. Los invitamos a conocerlo en www.siipe.co, para ampliar el conocimiento sobre las ventajas que ofrece la nueva plataforma.

*Coordinadora del Siipe en la Fundación Empresarios por la Educación, una organización de la sociedad civil que conecta sueños, proyectos, actores y recursos para contribuir al mejoramiento de la calidad educativa.

Fuente original: EL MUNDO

A %d blogueros les gusta esto: