“La herramienta más poderosa de desarrollo es brindar oportunidades de educación a la gente. Estudiar vale la pena, sacar buenas notas vale la pena”, es la consigna de Celia, quien insiste en que solo las sociedades más educadas son menos violentas y menos desiguales.

Así lo dijo el presidente de Promigas al entregar 10 becas a bachilleres.

Paola Nieto, una administradora de empresas soñadora, es una de los 76 estudiantes beneficiados desde 2003 por el programa Talento Promigas, que ayer entregó –como cada año– diez becas para que bachilleres con altas calificaciones estudien la carrera que deseen en la Universidad del Norte de Barranquilla.

Hace ocho años, sin embargo, Nieto tenía una de las principales preocupaciones de los jóvenes ad portas de entrar a la Universidad: ¿cómo financiar mi carrera?, pues en ese entonces faltaba poco para graduarse del colegio Sagrado Corazón y dar lo que ella considera como “ese gran salto”.

“Me enteré de las oportunidades en becas y le apunté a eso, por lo que realicé las pruebas Icfes dos veces ese año (calendario A y B) para tener más oportunidad de un mejor puntaje”, recuerda Nieto, quien hoy es egresada del programa de Administración de Empresas, del cual se gradúo con la mención ‘Medalla de Oro’ por su promedio de 4.81.

De acuerdo con el presidente de Promigas, Antonio Celia, jóvenes como Nieto, son un “gran ejemplo” y modelo de que apostar por la educación de calidad “sí paga”. Apenas terminó su carrera, a la joven de 23 años le ofrecieron trabajar como asistente en la Dirección de Tecnología Informática y Comunicaciones de la Universidad, puesto en el que se desempeña actualmente.

“La herramienta más poderosa de desarrollo es brindar oportunidades de educación a la gente. Estudiar vale la pena, sacar buenas notas vale la pena”, es la consigna de Celia, quien insiste en que solo las sociedades más educadas son menos violentas y menos desiguales.

“La educación profundiza la democracia porque la gente elige mejor, no tragan entero y tienen más criterio así que por eso ayudamos a que los jóvenes pilas estudien la carrera que les apasiona”, expresa.

Nieto, por su parte, reconoce que “todas las bases, lo que aprendí, me determina como persona”. “No se trata de estudiar para un examen, sino para la vida y eso es lo que uno hace. A algunos les gusta el fútbol y a mí me gusta estudiar, lo hago con gusto”, destaca.

En la Región Caribe, cerca del 72% de los bachilleres no acceden a la educación superior y por lo menos la mitad de los jóvenes no culminan sus estudios, de acuerdo a cifras del Ministerio de Educación Nacional de 2014. En este campo, la cobertura del departamento del Atlántico es de 49.28%.

Requisitos. Talento Promigas cubre el 100% del valor de la matrícula de Pregrado y de Idiomas durante toda la carrera para los jóvenes que sean seleccionados. Estos deben obtener resultado superior en las pruebas Saber 11° (Icfes), tener máximo 20 años, ser graduado de la región Caribe en los tres últimos años antes de ingresar por primera vez a Uninorte, entre otros aspectos.

Sobre las oportunidades de becas, María Pilar Yepes, directora de la Unidad de Comunicaciones y Relaciones Corporativas de UniNorte, precisó que la institución también tiene un Programa institucional de Becas y Apoyo Financiero, que se alimenta de recursos de egresados, funcionarios, empresas privadas y sector oficial.

Destaca que “el reto para la educación es incrementar las oportunidades, pues hoy nos sobran escritos, pero estamos abiertos para quienes quieran fortalecer este programa”, algo que, indica, se puede realizar a través de la página de la Universidad.

Cada año, la institución recibe más de 2.500 solicitudes de becas de alumnos talentosos, de los cuales salen favorecidos cerca de 200 aproximadamente. De estos, un 83% pertenecen a estratos 1,2 y 3.

Fuente original: El Heraldo

A %d blogueros les gusta esto: