¿Qué hubiera pasado si estas mujeres en la fábricas hubieran pensado que ese era el mundo que les tocaba vivir y no se podía cambiar?
Sencillamente la humanidad no hubiera dado ese paso tan grande en materia de igualdad para las mujeres. Por eso, la mejor forma de conmemorar este día es seguir luchando.
Este no es el mundo que nos tocó vivir, sino el que nos tocó cambiar.

A lo largo de la historia muchas mujeres se organizaron, lucharon y hasta dieron su vida para que nosotras tuviéramos el derecho a estudiar, a hacer ciencia, arte, a participar en política, a cumplir nuestros sueños. Por eso, la mejor forma de conmemorar este 8 de marzo es seguir luchando contra esta desigualdad que no se ha acabado.

Hoy en y la brecha salarial es en general del 20%. . Las políticas de trabajo, tributarias y sociales en general han venido profundizando esta desigualdad en Colombia.

¿Qué hubiera pasado si estas mujeres en la fábricas hubieran pensado que ese era el mundo que les tocaba vivir y no se podía cambiar? Pues que sencillamente la humanidad no hubiera dado ese paso tan grande en materia de igualdad para las mujeres.

Hoy, por eso, nuestro deber es entender, como ellas, que este no es el mundo que nos tocó vivir. Que no son Peñalosa ni Santos los que le van a poner límite a nuestran posibilidades; y que no son ellos lo que determinan hasta dónde va el acceso a nuestros derechos.

Sencillamente, para las mujeres colombianas y especialmente las jóvenes, hoy 8 de marzo tenemos que entender que este no es el mundo que nos tocó vivir, sino el mundo que nos tocó cambiar.

Sara Abril
Ingeniera Electrónica y estudiante universitaria

Fuente original: La Silla Vacía

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: