El camino recorrido en las escuelas que hoy hacen parte del proyecto, lo ha llevado a la fase actual de consolidación que se ve representada en la presencia en siete departamentos, 117 escuelas, 377 formadores vinculados a nivel local y 38 formadores líderes, así como el involucramiento con seis Secretarías de Educación. Durante 2018 la estrategia se enfocó en el fortalecimiento de las transformaciones en las escuelas, la divulgación de resultados en eventos y congresos y el diseño de una estrategia de comunicaciones.

Algunos logros a destacar del año se resumen entre otros, en la consolidación de diez escuelas como referentes del proyecto, es decir en su etapa más avanzada y en la que se reconocen como Escuelas Tutoras; la conformación de dos Equipos Técnicos Locales, que son equipos inter institucionales que se articulan desde distintos roles a la ejecución del proyecto, en Cali e Itagüí y por otro lado la realización del diplomado “Maestros que escriben y transforman historia en Comunidades de Aprendizaje” en Antioquia.

Así mismo, la participación en eventos internacionales se concretó en el Congreso Internacional de Educación para la Paz e intercambio de experiencias exitosas de Convivencia Escolar en el Estado de México, en octubre de 2018 y en la VIII Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales – del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, CLACSO en Buenos Aires en noviembre 2018, así como en la III Bienal Latinoamericana y Caribeña de Infancias y Juventudes en Manizales.

En noviembre la Escuela Luis Carlos Galán Sarmiento de Itagüí fue escogida por la Red Reduca entre colegios de 15 países de Latinoamérica, para recibir un premio por sus mejoras en convivencia y en diciembre la IED El Carmen del Municipio de Guasca en la Provincia del Guavio recibió el Premio a la Excelencia Institucional, otorgado por la Gobernación de Cundinamarca, ambas escuelas participan de Comunidades de Aprendizaje.

De la misma forma personas vinculadas al proyecto han sido destacadas en diferentes ámbitos; la formadora del proyecto en Putumayo Mireya Quiñones, recibió el Premio Mujer Transformadora y Defensora de los Derechos Humanos otorgado por la Gobernación del Caquetá y de igual manera, la docente Mary Rocío Berdugo Portilla, quien lidera la implementación del proyecto en la IEDR Cacicazgo en el Municipio de Suesca, en Almeidas, fue reconocida en la categoría Maestros del Nuevo Liderazgo en el Premio Maestros que Dejan Huella 2018 de la Gobernación de Cundinamarca.

En cuanto a la gestión de conocimiento el proyecto realizó dos documentos importantes:

La sistematización de la experiencia de 3 instituciones educativas (apoyado por la Corporación Síntesis) y la Documentación de CdeA en Colombia que recoge la memoria histórica de lo que ha sido el proyecto en el país desde la experiencia en el acompañamiento por parte del equipo de formadores.

El principal reto de Comunidades de Aprendizaje para 2019 es diseñar estrategias para la sostenibilidad del proyecto en las escuelas y en los territorios, es decir que el modelo ya desarrollado sea apropiado en cada institución y su entorno de manera que gane en autonomía. De la misma forma y teniendo en cuenta las escuelas que ya son referente, es clave concretar estrategia de acompañamiento a estas escuelas e implementarlo definiendo criterios que lo hagan viable.

Continuaremos trabajando en equipo y en red, articulando el proyecto cada vez más a las líneas de trabajo de la Fundación Empresarios por la Educación y su norte, así como al Programa Creer para Ver de Natura Cosméticos que es el mayor aportante de recursos, así como a los demás aliados como: la Fundación Caicedo González Riopaila Castilla y la Fundación Scarpetta Gnecco.

A %d blogueros les gusta esto: