Ideas para tejer 

 

¿Qué significa que Colombia sea la mejor educada en 2025? ¿Cuáles son las implicaciones de esta meta? ¿Es sólo un tema de mejorar resultados en las pruebas SABER y PISA? ¿Cómo garantizar el derecho a la educación para todos, en todos los contextos? Preguntas como estas toman curso en las páginas de Ideas para Tejer, un informe que tiene el objetivo ubicar preocupaciones centrales que atraviesan la educación del país. Después de ofrecer un análisis de las situaciones de inequidad en materia educativa y de revelar los principales retos frente al logro de las competencias básicas del aprendizaje, el documento avanza en una discusión alrededor de la financiación de la educación. Se afirma que invertir en educación es invertir en el desarrollo, la productividad y la construcción de una sociedad más igualitaria y justa. En consecuencia, con informes de orden internacional, coincide en señalar que uno de los elementos medulares para el mejoramiento a la educación es la inversión que hacen conjuntamente, los sectores público y privado, en un marco de corresponsabilidad. 

ideas para tejer

La educación mi elección. Inversión con eficiencia 

“Invertir para aprender y aprender para invertir”. Esta frase sirve de fondo para recrear las palabras de Allan, un pequeño de ocho años a quien invitamos para conversar acerca de cómo tomar mejores decisiones a la hora de invertir en educación. Sus respuestas señalan la importancia de invertir en proyectos que no beneficien sólo a unos pocos, sino que logren articular los intereses de todos. Sin duda, Allan nos enseña que invertir en educación es invertir en el futuro. 

Should You Agitate, Innovate, or Orchestrate? 

Ver artículo 

En este documento, J. Battilana y M. Kimsey (2018) de la Harvard Business School recrean los aprendizajes de una experiencia de participación para el cambio social en Francia. Las investigadoras analizaron cientos de iniciativas orientadas a lograr cambios determinantes en la vida social e identificaron tres roles fundamentales en esta tarea: agitador, innovador y orquestador. El primero lleva la vanguardia de los asuntos que deben estar en la agenda pública, el segundo, se encarga de diseñar soluciones posibles y, el tercero de coordinar alianzas y lograr que todos contribuyan a hacer realizable la solución. El concurso de todos en los procesos de cambio social, hacen que pasemos de la lógica de llenar el mar con baldes de agua a la necesidad de valorar, de una vez por todas, el trabajo colectivo.