Los siguientes apartados recogen, de la manera más fiel posible, la intervención del Dr. David Bojanini  presidente del Grupo SURA, en el panel desarrollado en el marco del evento SIIPE / Convergencias Educativas: Aprendizajes sobre la inversión social en educación” el miércoles 7 de junio  de 2017.

Refleja la importancia de contar con sistemas de información que ayuden a articular la oferta de inversión privada en educación poniéndola en diálogo con las necesidades y prioridades estatales en educación, así como los beneficios de las alianzas público privadas para lograr mayor impacto en el desarrollo de iniciativas, superen los egos empresariales y aporten de manera más efectiva a solucionar los problemas estructurales que tiene el sistema educativo en nuestro país.  

Moderadora. (Elcy Peñalosa)

Dr. David Bojanini: Desde su papel en la Fundación SURA y como presidente del grupo SURA ¿Qué utilidad le ve a iniciativas como el Sistema de información público privada en educación (SIIPE) en el día a día, en la relación con los proyectos que desarrollan?

DB: Realmente estoy impactado positivamente por lo que veo que ha avanzado el SIIPE. Desde hace varios años veníamos hablando en Empresarios por la Educación que, cuando no se tiene este tipo de información la inversión en educación es desarticulada. Y quiero decir algo de los empresarios que hacemos las cosas de buena fe y lo hacemos con buenas intenciones pero a veces todos queremos hacerlo solos.

Y cuando uno se pone a ver lo que necesita, por ejemplo un sector como la educación en Colombia, una empresa es realmente muy poco el impacto que puede hacer así invierta mucho dinero. Hay empresas que invertimos mucho dinero en educación y muchas veces el impacto a nivel nacional en un país como Colombia es muy pequeño.

Y quiero decir otra cosa que es bien importante, cuando nosotros los empresarios decidimos invertir en educación o en cualquier tema social lo más importante es ver un indicador que nos diga: “esta inversión si sirvió para algo”. No es por el protagonismo de decir: “La fundación tal o la fundación de tal empresa está en esta institución educativa”, porque muchas veces somos los mismos jefes los que le decimos al de la fundación o a la persona que está haciendo el trabajo: “¿si registramos? “, y el protagonismo no es lo importante de esto. En eso tenemos que ser muy claros. Si uno quiere tener protagonismo, entonces que la inversión que haga sirva para algo. Y cuando esa inversión mueva un indicador de la educación en Colombia, entonces ahí si fue protagonista de una transformación importante para un país como el nuestro.

Una de las razones por las que nace el SIIPE es porque ExE lleva muchos años convocando empresarios para que hagamos un trabajo articulado, para que lo hagamos en conjunto. Que las iniciativas vayan conectadas para que precisamente se logre ese impacto, pero hay muchas empresas que dicen:  “no la inversión mía yo la hago solo, porque me interesa que sea en mi región o de la región de influencia de la empresa”.

Todas posturas muy respetables.  Pero por eso tenemos aliados precisamente para tener toda la información y que cuando alguien vaya a hacer un esfuerzo de invertir en educación por lo menos si pueda unirse a esfuerzos de otros bien sea en alianzas público-privadas o en alianzas entre diferentes fundaciones. Porque las fundaciones hoy, y me parece muy razonable, hacen foco. Por ejemplo en infraestructura, otras en calidad, otras en cobertura, en fin mantienen foco en sus programas pero que, si nos unimos podemos tener un impacto verdaderamente importante en las instituciones. Y obviamente estas instituciones educativas están abiertas a cualquier ayuda que les llegue, pero que tan bueno sería que esto llegue articulado para que el impacto sea mucho mayor y se pueda medir.  

Mi primer mensaje realmente es ese: Un sistema como el SIIPE hoy, con el que podemos mostrar cifras y en donde podemos ver que están haciendo los otros  empresarios en materia de educación en Colombia, identificar dónde hay mayor concentración, en qué tipo de proyectos están invirtiendo. Oyendo la presentación del Ministerio donde vemos cuales son los retos que tiene la educación y que se quieren promover ya podemos ver cómo podemos articular muchas cosas y hacer un trabajo que verdaderamente impacte, porque repito: una sola empresa no es capaz de impactar y si no quiere hablar con nadie menos.

Pero en últimas lo que todos buscamos -y en eso no tengo duda- es que verdaderamente impactemos nuestro sistema educativo para el bien y la transformación social del país.

Moderadora. La fundación SURA invirtió aproximadamente 20 mil millones de pesos en el 2016 a través de proyectos desarrollados en 20 departamentos del país. ¿Por qué grupo SURA le ha apostado a invertir en estos departamentos y abrir su intervención a América Latina?

DB: Precisamente por lo que dije hace un momento  y es que yo tengo una visión – en donde algunos pueden estar de acuerdo y otros no- y es que claramente no lo hacemos para que esto salte a algún medio  o alguien lo diga, yo creo que la mejor recompensa que podemos tener nosotros como entidad es que los programas produzcan muy buenos resultados.

Uno de los programas en los que hemos participado se llama Rectores Líderes Transformadores (RLT) y lo desarrollamos aquí en Empresarios por la Educación. Es programa de esos  que aparece cuando el problema de la educación es tan grande. Nosotros decíamos: bueno si tenemos programas como Ser más Maestro, espectacular para trabajar la competencias del ser de los educadores del maestros, está muy bien,  pero nos va costar mucho tiempo formar a todos los maestros. Pero si nosotros vemos en los rectores líderes y se hace con ellos un trabajo importante, un buen rector es capaz de transformar una institución. Un buen líder es el que es capaz de transformar, entonces si impactamos el líder el líder va tratar de impactar al resto. Y esta teoría es bien interesante, entonces dijimos tratemos de hacer que este programa donde el sector privado si puede tener un impacto importante a nivel nacional.

Si nosotros decimos, en un momento dado, que la Fundación SURA va hacer una alianza con la gobernación de Antioquia y vamos a buscar que todos los rectores pasen por ese programa, eso tiene que tener un impacto y es algo que la Fundación puede hacer. Pero la idea es que otros se unan, lo bonito de esto es que otros empresarios dijeron yo lo voy a hacer en el valle, yo lo voy  a hacer en otro departamento y esto ha venido sucediendo y eso empieza a tener una fuerza importante en todo el país.  

Hoy seguramente la Fundación SURA lo está haciendo en otra región, porque es que la gente asocia SURA con Antioquia y nosotros estamos en muchas partes y por eso tampoco queremos estar ausentes de otros países de la región, donde también estamos y tenemos que ser coherentes con los programas que nosotros hacemos.

Otro programa que nosotros hacemos y que se llama Félix y Susana tiene que ver mucho -no digamos con educación sexual-  sino con la sana convivencia. Que los niños aprendan temas relacionados con su cuerpo y aprendan hacer respetar su cuerpo, en un mundo (porque no voy a decir en un país, sino en un mundo) donde hay tanto abuso infantil, un programa de estos, empieza a ser reconocido, el Ministerio lo ha reconocido y es un programa importantísimo. Nosotros hemos invertido mucho en Félix y Susana y hemos tratado de darlo a conocer pero todavía medir el impacto a nivel nacional o a nivel de otros países, es un impacto muy pequeño pero que estamos dispuestos a compartir con otros actores que quieran participar y financiar programas como estos  

Todas esas historias tristes que oímos sobre el maltrato y el abuso infantil que lo único que hacen es que nos causan un rechazo, pero ¿qué estamos haciendo para prevenir eso y son programas como estos? Es bueno que el Ministerio que ya acepta programas como estos, les demos más fuerza. Sé que estos temas son sensibles y que hay gente que a veces dice “que no que tal cosa”, pero no estamos hablando de educación sexual, ni cartillas, ni nada, simplemente se les está enseñando a los niños a convivir y sirve también para detectar problemáticas a nivel familiar, etc.

Entonces, miren que hay muchas cosas por hacer. Para mi hay una cosa que me parece muy buena decirla, es que estamos dando los datos y estamos empezando a analizar y el mundo de hoy es un mundo que se está transformando a una velocidad que nosotros no nos imaginamos.

La mayor trasformación que está pidiendo el mundo de hoy es la educación, una transformación en los sistemas de educación porque lo que está pasando con la inteligencia artificial,  la robótica, todo esto se alimenta de datos. Está pasando que mucha gente se va a quedar sin empleo y la única solución que se da a nivel mundial para que no haya desempleo masivo por los avances tecnológico es que se lleve la educación hacia temas que van a requerir esa transformación.

A mí lo que más me preocupa de todo, es que nosotros nos la pasamos desatrasándonos en nuestro sistema educativo para que cuando pasen muchos años y ya nos hayamos desatrasado de todo lo que queríamos desatrasarnos  ya estamos muy lejos de lo que está pasando en el mundo.

Y créanme que esto lo digo primero con mucha preocupación pero con el mayor deseo de que todos nos unamos. Porque muchos empresarios hoy estamos pensando en que nos tenemos que transformar o vamos a desaparecer también. Entonces, si también pensamos que nuestra función social debe transformarse  y apoyar esa transformación del sistema educativo que va ser la clave para los cambios que se van a dar o se están dando en el mundo.

Ahí yo creo que la información va a ser muy importante. No es solo decir que el SIIPE puede ser una herramienta muy poderosa,  yo agregaría otra que es tener datos de todo el sistema educativo, junto con el Ministerio y que recojamos datos muy completos de qué tenemos en cada institución educativa del país. Porque si lo empezamos a cruzar con esta base de datos del SIIPE podemos empezar a hacer cosas muy estratégicas que pueden ser de gran valor para el país y para que les digamos también a los que quieren participar: “vea aquí en este país necesitamos participar en esto, estos y esto” específicamente.

Nuestro país es muy grande, nuestra geografía muy diversa y ahora que se nos mostraba el mapa desde el SIIPE y yo veía por allá en Vaupés cuando más una o cero intervenciones, pues allá hay muy poquita gente, pero cuando hablamos de la paz y todo este proceso de implementación de los acuerdos y de construir la paz en Colombia, la principal actividad que hay que hacer es aumentar la presencia del estado y no hay que irse hasta el Vaupés, usted se va a una vereda en Cundinamarca y vaya y viste la escuela y no tienen nada!.  

Hace 15 días en un programa de voluntariado fuimos a pintar una institución educativa que es un trabajo pues, muy bonito y muy loable pero es simplemente pintar para que los niños lleguen el lunes y vean otra cara de su institución y se sorprende uno ver un municipio como Caldas que está dentro del área metropolitana de Antioquia, llegar y ver que eso ¡está caído! Que no hay condiciones para que unos niños vayan a estudiar, que no tengan un ambiente en el cual puedan aprender y compartir y no es una crítica al Ministerio, yo creo que el Ministerio ha hecho esfuerzos muy grandes pero es una crítica a que nosotros como país no tenemos claro muchas veces cuales son las políticas públicas en las cuales tenemos que concentrarnos para tener un país mejor y eso es falta de presencia del estado.

Cuando usted llega a la periferia de Caldas, Antioquia y encuentra miseria y que en la escuela hay tejas de eternit que cuando hace calor están en un horno tratando de estudiar ahí adentro, que hay otras que se les está cayendo el techo o que no tienen servicios sanitarios, esa es la verdadera presencia del estado que va traer la paz a Colombia y si no lo hacemos dejamos que estén en el abandono o que otros se apropien de esa presencia,  este es el mensaje que quería dar.